Blefaroplastia (Cirugía de Párpados)

Procedimiento

Descripción general del procedimiento

Nuestros ojos reflejan, más que ninguna otra zona del cuerpo, el paso de los años. El exceso de piel, las bolsas de grasa que protruyen de nuestros párpados y la forma caída de los mismos son signos inequívocos de envejecimiento. Por suerte, existen técnicas quirúrgicas para devolverle al ojo su aspecto juvenil. Estas técnicas las podemos englobar con el término blefaroplastía.

Esta cirugía consiste en retirar el exceso de piel, corregir las bolsas debajo de los párpados, mejorar la tensión del músculo orbicular y subir los tejidos caídos.

Los cambios producidos por la blefaroplastía son impresionantes y se ha convertido en una de las cirugías de mayor demanda en la actualidad. Consisten en corregir el exceso de piel y las bolsas debajo de los párpados.

Esta cirugía generalmente se hace por razones cosméticas. Es también una manera eficaz de mejorar la visión en personas mayores cuyos párpados superiores caídos obstaculizan su visión.

Técnica quirúrgica

Párpados superiores:

Mediante una incisión se retira el exceso de piel y de bolsas adiposas (de grasa). Se reposiciona el músculo orbicular y posteriormente se cierra con una sutura muy fina.

   › Párpados inferiores: existen dos técnicas:

Interna: cuando no hay exceso de piel pero se observa el ‘clásico abombamiento debajo de los ojos’, se realiza una incisión en la conjuntiva a través de la cual se extraen o reposicionan las bolsas adiposas. Esta técnica tiene como ventaja una recuperación más rápida y tiene como beneficio que no deja cicatrices externas.

Externa: cuando existe exceso de piel se procede a realizar una incisión justo debajo de la línea de las pestañas y se procede a retirar dicho exceso, extraer o reposicionar las bolsas adiposas y corregir la caída del músculo orbicular (que rodea el ojo). Posteriormente se colocan unas suturas muy finas.

En la mayoría de los casos asocio el procedimiento a otro que se llama cantopexia que consiste en subir el canto externo del ojo para darle un aspecto juvenil y evitar el aspecto de ‘ojo operado’.

De igual forma es muy común asociar este procedimiento al rejuvenecimiento o lifting facial y a la pexia o levantamiento de cejas.

Tipo de anestesia

Este procedimiento puede ser realizado con anestesia local más sedación o con anestesia general.

Tiempo de cirugía

La duración del procedimiento es de 2 a 3 horas. Este tiempo puede aumentar si se realiza combinado con ritidectomía o levantamiento de cejas.

Post-operatorio

Durante las primeras horas posteriores a la cirugía se puede sentir dolor leve que es fácilmente controlado con analgésicos. El dolor mejorara en un lapso de 48 horas.

Los párpados presentaran un edema moderado y algo de equimosis (moretes) lo que mejorara considerablemente a partir de la primera semana de postoperatorio.

Durante los primeros días se usara un apósito frío de gel (tipo mascarilla) que se colocara sobre los ojos a intervalos regulares. Los detalles les serán explicados en la consulta.

Los puntos serán retirados en un lapso de 4 a 6 días y se sustituirán con un adhesivo especial.

Riesgos

Ninguna cirugía esta exenta de riesgos ya que cada organismo reacciona de forma dife-rente. En la inmensa mayoría de los casos la evolución es completamente satisfactoria pero un grupo pequeño de pacientes puede presentar alguna alteración que tratada oportunamente no debería representar mayor inconveniente.

Quemosis y queratocounjuntivitis: son, en esencia, una inflamación del globo ocular y zonas vecinas, posterior a una blefaroplastía. En su gran mayoría se resuelven satisfactoriamente de forma espontánea o con el uso de soluciones oftálmicas.

Ectropión: separación del borde del párpado inferior en relación al ojo lo que produce irritación ocular y lagrimeo. Ocurre por retiro excesivo de piel o por reacción fibrótica cicatrizal exagerada. Con una técnica depurada es muy infrecuente.

Hematomas: bastante infrecuente. Se caracteriza por aumento exagerado del párpado o del globo ocular. Estos casos ameritan re-intervención y control del sangrado posterior a lo cual la evolución es satisfactoria.

Alteraciones de la cicatrización y dehiscencia de heridas: infrecuentes.

Conclusiones

La blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico con altos niveles de seguridad, que logra un cambio importante en la imagen corporal de las pacientes y que produce gran satisfacción en ellas.

Pin It on Pinterest