Lipoescultura

Procedimientos

¿Qué es la lipoescultura?

La lipoescultura es una cirugía que tiene como finalidad remodelar la silueta corporal a través de liposucción y lipoinyección.

La liposucción consiste en la extracción de grasa mediante la aspiración de un área determinada del cuerpo. La lipoinyección es una técnica mediante la cual la grasa extraída es inyectada en otra zona, siendo el ejemplo clásico la lipoinyección de glúteos.La limitación de esta técnica es que no pueden realizarse grandes aumentos de volumen en un solo procedimiento, pues para que las células se integren necesitan estar en un lecho bien vascularizado.

Las células de la grasa (adipocitos) son constantes en el organismo, no aumentan en número. Cuando engordamos es porque esas células aumentan de volumen y lo contrario cuando adelgazamos. Hay zonas especiales del organismo donde la grasa aparece de una forma específica (cartucheras y caderas en mujeres, abdomen y flancos en hombres), esta viene determinada hormonal y genéticamente, haciendo que cuando engordamos sea esta zona la que primero coja grasa y cuando adelgazamos sea la última en soltarla.Por este motivo hay mucha gente que quiera eliminar esa grasa (de la zona no deseada) aún estando bien de peso.

La lipoescultura no debe ser vista como un método para adelgazar y por ende no es un tratamiento para la obesidad. Si bien es cierto que se han descrito megaliposucciones (por encima de 5 litros de grasa) considero que los riesgos de estas ‘liposucciones gigantes’ son muy elevados. Además, existen otras técnicas (como la cirugía bariátrica) que ofrecen mejor resultado a largo plazo para los pacientes con obesidad.

Por lo antes expuesto se debe dejar muy claro que la lipoescultura es una excelente técnica quirúrgica para definir áreas corporales y mejorar la silueta de pacientes con peso normal o ligero sobrepeso. Sin embargo, sin un cambio de hábitos tanto alimenticios como físicos, por muy espectaculares que sean los resultados estos no perdurán en el tiempo.

Sepa entonces que al planificar una lipoescultura esta planificando un cambio de vida que le generara resultados maravillosos si es responsable con usted mismo.

Técnica quirúrgica

Mediante la realización de pequeñas incisiones (menores de 0.5 cm) en diferentes partes del cuerpo, se procede a introducir una cánula fina conectada a aspiración que se encargara de extraer la grasa de la zona que deseamos modelar. La grasa que se extrae, (en los casos que requieran lipoinyección) será almacenada en un dispositivo estéril para luego procesarla e inyectarla en la zona establecida. Las zonas que con más frecuencia se lipoinyectan son la los glúteos, las mamas, las pantorrillas y la cara.

La lipoescultura debe realizarse de forma integral. De nada sirve obtener un abdomen plano y mantener la espalda, glúteos y muslos sin definición alguna. Por lo tanto, la lipoescultura que realizo es una lipoescultura 360° y con esta se obtiene excelentes resultados.

Tipo de anestesia

La intervención se realiza bajo anestesia general, local o epidural dependiendo de la extensión de la zona a tratar o de la cantidad de grasa a aspirar.

Tiempo de cirugía

Dependerá de la cantidad de grasa y de las características anatómicas de cada paciente. Por lo general el tiempo será de dos a cuatro horas.

Post-operatorio

Durante las primeras horas posteriores a la cirugía se puede sentir dolor moderado que es controlado fácilmente con analgésicos. El dolor mejorara en un lapso de 48 a 72 horas.

Debido a la técnica tumescente que se aplica para la extracción de la grasa, se infiltran grandes cantidades de líquidos que posteriormente se eliminan (es decir que durante el primer día va a manchar la faja con una especie de ‘agua de lavar carne’). Es normal que se moje la ropa, por lo que aconsejamos el uso de toallas o un empapador en la cama.

La (El) paciente deberá llevar la faja prescrita durante mes y medio (día y noche). Después de la primera cura, puede ducharse y deberá volver a ponerse la faja de inmediato.

A veces y de forma ocasional pueden hincharse los tobillos, esto está producido por la compresión que causa la faja por debajo de la rodilla y tiene fácil solución. Debe ponerse calcetines de compresión venosa (de venta en farmacias) siempre con la faja. También favorece el drenaje de los tobillos el tumbarse sin la faja con los pies más altos que la cabeza.

Los puntos serán retirados entre los 5 y 10 días, El reintegro a las actividades deportivas o recreacionales será de aproximadamente 1 mes. Sin embargo las actividades laborales se pueden reiniciar en un periodo tan breve como 5 días dependiendo de la extension y evolución.

La inflamación de las zonas succionadas se mantiene algunas semanas, y es importante saber que la forma definitiva se podrá evidenciar adecuadamente después del tercer mes de postoperatorio.

Evitar exposición solar sobre las zonas operadas o utilizar un filtro solar FPS-40 (si va a haber exposición solar) para prevenir posibles cambios de coloración de la piel, hasta 4 meses después de la operación.

Riesgos

Es un derecho de todo paciente conocer los riesgos inherentes a su intervención quirúrgica y es un deber del médico explicarlos durante la consulta. Siéntase libre de preguntar todas las dudas al respecto pues mientras mejor informada este mejor resultado tendrá.

Hematomas y seromas: el paso de la cánula durante la succión genera un traumatismo que produce cierto sangrado y acumulación de liquido. Es completamente normal que se presentes áreas de equimosis (morados) y estas se resuelven en un lapso de dos a tres semanas. En algunas ocasiones se pueden producir hematomas más grandes que sin embargo no representan un riesgo de importancia y se resuelven espontáneamente.

Irregularidades en la piel: ocurren debido al exceso de aspiración de la grasa en una zona determinada. Son infrecuentes y se solucionan mediante lipoinyección.

Reabsorción de la grasa: del total del volumen de grasa transferido un porcentaje variable (del 15 al 20 %) es reabsorbido durante el proceso de integración, raras ocasiones se puede observar la reabsorción total de la grasa inyectada con lo cual la región regresaría a su estado previo a la cirugía. Esto es infrecuente.

Infecciones y tromboembolismos grasos: extremadamente infrecuentes.

Conclusión

La lipoescultura es la técnica idónea para eliminar el exceso de grasa corporal y remodelar la figura de forma rápida, segura y con resultados permanentes, logrando un cambio importante en la imagen corporal de las pacientes y que produce gran satisfacción en ellas.

Realice su cita ahora!!!

Pin It on Pinterest